ÚLTIMA REUNIÓN DEL AÑO DEL CABILDO DE LA CIUDAD

ÚLTIMA REUNIÓN DEL AÑO DEL CABILDO DE LA CIUDAD

 

Gran preocupación por el estado de la red cloacal y la Planta de Tratamiento

La imperiosa y necesaria ampliación de la red de servicios sanitarios en diferentes sectores de la localidad y el estado de la Planta de Tratamiento de efluentes líquidos domiciliarios que -como es de público conocimiento- tiene excedida en la actualidad su capacidad operativa de procesamiento, fueron los temas excluyentes debatidos con suma preocupación por los representantes de las instituciones, organizaciones sociales y partidos políticos que integran el Ente Consultivo «Cabildo Abierto de la Ciudad de Esperanza”, con la participación de la intendente Ana María Meiners, miembros del Departamento Ejecutivo Municipal, y la presencia del edil Eduardo Kinen.

El encuentro permitió analizar aspectos, circunstancias, gestiones, y todo lo actuado por la Municipalidad de Esperanza ante las autoridades del gobierno provincial y la empresa Aguas Santafesinas S.A. (ASSA) desde la reciente Asamblea Pública convocada por el Cabildo de la ciudad, donde más de 300 vecinos de la localidad participaron en un documentado debate abierto sobre el estado de la red cloacal y Planta de Tratamiento con funcionarios de la empresa prestadora ASSA) y del Ente Regulador de Servicios Sanitarios de la provincia de Santa Fe (ENRESS), junto a las máximas autoridades políticas de la ciudad y la región, oportunidad en que la Federación de Entidades Vecinales de Esperanza, expuso de manera contundente la preocupación ciudadana por el estado actual del sistema sanitario y sobre las perspectivas futuras de la red cloacal en la localidad.

Los vecinos participantes del encuentro, manifestaron enfáticamente su preocupación ante la falta de acciones y obras concretas, a pesar de las diferentes promesas recibidas oportunamente, que permitan evitar el riesgo ambiental y sanitario en el extremo norte de la ciudad y en la cuenca del río Salado, debido al incesante desborde de líquidos cloacales en la Planta de Tratamiento que al tener limitada su capacidad operativa, además, impide la ejecución de obras para ampliar la red de servicios sanitarios y nuevas conexiones domiciliarias. Esta situación también se agrava, si se tiene en cuenta que prácticamente todas las futuras extensiones y conexiones requieren del financiamiento de las costosas plantas de bombeo para enviar los líquidos a la red colectora principal.

Ante esta situación cuya solución excede al ámbito municipal, el Cabildo Abierto de la Ciudad, resolvió poner en conocimiento de este antiguo reclamo y sobre la gravedad de la situación actual -a través de las misivas correspondientes- al propio Gobernador de la provincia y a los funcionarios titulares de los ministerios involucrados.

Impacto en el medio ambiente

La falta o el tratamiento incorrecto de los efluentes sanitarios domiciliarios, entre otros aspectos sanitarios, provoca la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas reduciendo el oxígeno disuelto en el agua, lo cual trae como consecuencia la disminución de la biodiversidad existente y el riesgo para la salud de la población de la zona. Además, el efecto en el entorno conlleva a una degradación y desvalorización de los barrios linderos y puede incidir en el desarrollo de actividades recreativas, productivas, ictícolas, y turísticas, por ejemplo. En tal sentido, la Planta de Tratamiento de efluentes líquidos domiciliarios de la ciudad de Esperanza es lindera al populoso Barrio La Orilla donde se encuentra, además, la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja (UNL), con más de 250 alumnos, 50 docentes y personal administrativo y de servicios.