PREVENCIÓN Y CONTROL DE ZOONOSIS Y VECTORES

PREVENCIÓN Y CONTROL DE ZOONOSIS Y VECTORES

Al detectar en la ciudad la presencia de un murciélago portador de rabia silvestre aérea, la Municipalidad de Esperanza informa y realiza todas las acciones necesarias de prevención y control

La Municipalidad de Esperanza -a través de la División Saneamiento dependiente de la Secretaría de Servicios Públicos- informa a la población que fue corroborada a través de los organismos competentes, la presencia en la ciudad de un murciélago con diagnostico de laboratorio positivo confirmado para rabia silvestre aérea. También, que el animal mencionado tuvo contacto con un can perteneciente a un vecino de esta localidad.

Por tal motivo las autoridades del Programa Provincial de Control de Zoonosis y Vectores procedieron a dar cumplimiento a las acciones establecidas en el respectivo protocolo nacional para tal circunstancia: a) se contacto al veterinario particular actuante informándole sobre las medidas a seguir. b) se informó a las autoridades del SAMCo Esperanza y enviaron vacunas antirrábicas humana para el tratamiento de post-exposición, junto con las indicaciones de aplicación del mismo al propietario del can en cuestión. c) y
se contactaron con la Municipalidad de Esperanza para la realización del control de foco y se suministro vacunas, folletería, sus respectivas normativas.
En tal sentido, la Municipalidad de Esperanza procederá el día de mañana -viernes 22- a partir de la 8, a realizar el bloqueo, consistente en la vacunación de perros y gatos, en el perimetro donde se detecto el caso, con la colaboración de docentes y alumnos de la Facultad de Ciencias Veterinarias y personal de la División Saneamiento municipal.
Los quirópteros (Chiroptera), conocidos comúnmente como murciélagos, son un orden de mamíferos placentarios cuyas extremidades superiores se desarrollaron como alas. Con aproximadamente 1100 especies, representan aproximadamente un 20% de todas las especies de mamíferos, lo que los convierte en el segundo orden más numeroso de esta clase, tras los roedores; y se encuentran presentes en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Medidas preventivas

Vacunar obligatoriamente a perros y gatos a partir de los tres meses de edad y revacunarlos anualmente.
Evitar el contacto con perros y gatos aunque sean de conocidos.
Evitar todo contacto con murciélagos, especialmente si están caídos o con signos de enfermedad.
Consultar inmediatamente con un veterinario, el mismo dará instrucciones con respecto a los pasos a seguir ante tal evento.
En caso de acondicionamiento de muestras para análisis de laboratorio dicha actividad deberá ser realizada por el profesional actuante.
Ante una herida producida por un perro, gato o murciélago lavar la herida con abundante agua y jabón – no colocar alcohol u otro desinfectante.
Concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser atendidos por un médico el mismo evaluara la necesidad de aplicar antibiótico, vacuna antitetánica y tratamiento antirrábico específico.