Prevención contra el Síndrome Urémico Hemolítico.

Prevención contra el Síndrome Urémico Hemolítico.

Con el objetivo de generar conciencia sobre el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y la forma de prevenirlo, la Secretaría de Servicios Públicos del Gobierno de la Ciudad, a través del  Departamento de Bromatología e Higiene- ASSAl realiza acciones de concientización difundiendo recomendaciones a la población, una forma más que la administración Meiners encuentra de aportar al cuidado de los esperancinos.

Así para disminuir el riesgo de contraer y trasmitir la enfermedad estar atentos y seguir las siguientes sugerencias.

Síndrome Urémico Hemolítico
¿Qué es?
El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad grave de gran importancia para la salud pública en nuestro país. Es causada por la bacteria Escherichia coli y puede afectar a todas las personas, principalmente a niños menores de 5 años.

¿Cómo se transmite?
La bacteria se encuentra normalmente en el intestino de las vacas y otros animales de granja. La principal forma de transmisión ocurre mediante el consumo de agua o alimentos contaminados con la bacteria, como la carne, los vegetales crudos (verduras) y los productos lácteos sin pasteurizar.

¿Cómo se manifiesta?
La enfermedad se manifiesta con diarrea con o sin sangre, fiebre, vómitos, dolor abdominal y/o dificultad para orinar.

¿Cómo prevenirla?
Para disminuir el riesgo de contraer y trasmitir la enfermedad se aconseja seguir determinadas medidas de higiene personal y alimentaria.

  1. Lavarse las manos con agua y jabón antes de comer o de elaborar alimentos, luego de tocar carne cruda, ir al baño, o de estar en contacto con animales.
  2. Cocinar completamente los alimentos, especialmente los elaborados con carne picada.
  3. Utilizar tablas y utensilios diferentes para el manejo de carnes crudas y otros alimentos.
  4. Evitar siempre el contacto de carne cruda con otros alimentos.
  5. Lavar con abundante agua las frutas y verduras.
  6. Utilizar siempre agua segura y potable.
  7. Consumir leche y productos lácteos pasteurizados.
  8. Conservar los alimentos frescos y cocidos en la heladera.
  9. Mantener las piscinas cloradas.

Ante la presencia de diarrea (principalmente con sangre), dolores abdominales, fiebre y vómitos es importante y necesaria la atención médica en el centro asistencial más cercano.