ANTE LA INTENSA LLUVIA Y EL GRAN CAUDAL DE AGUA EN LA CIUDAD

ANTE LA INTENSA LLUVIA Y EL GRAN CAUDAL DE AGUA EN LA CIUDAD

La Municipalidad organiza operativos y brinda asistencia. Recomendaciones

La Municipalidad de Esperanza informa que en virtud del importante caudal de agua precipitada y acumulada en el transcurso de la mañana en diversos sectores de la ciudad, el Departamento Ejecutivo Municipal encabezado por la propia intendente Ana María Meiners, se encuentra reunido desde horas tempranas monitoreando el sistema hídrico de la localidad y tomando las medidas necesarias para brindar sostén y cobertura logística y de seguridad a los barrios y vecinos afectados.

 

 

En tal sentido, diferentes áreas municipales con el equipamiento adecuado se encuentran trabajando a destajo ordenando diversas situaciones con cortes preventivos de algunas intersecciones y arterias. También y particularmente, con vehículos apropiados estos equipos se encuentran brindando asistencia y arena, a quienes lo necesitan. Los vecinos afectados y en estado de vulnerabilidad pueden llamar al conmutador central municipal: 03496 – 420009.
También solicita abstenerse de circular en dichos lugares con vehículos de diferente porte, o bien hacerlo con velocidad mínima y el máximo de precaución a los fines de no generar olas que puedan ingresar a los domicilios de los frentistas linderos; así como abstenerse de transitar por las calles de tierra con vehículos que puedan deteriorar la calzada o provocar naturales empantanamientos o hundimientos innecesarios.
Con solidaridad y responsabilidad, la Ciudad la construimos entre todos.

Ante las circunstancias meteorológicas imperantes SE RECOMIENDA A LA POBLACIÓN:

– Adoptar medidas de prevención a nivel individual y familiar como herramienta de AUTOPROTECCIÓN porque nos ayudan a reducir daños que derivan de situaciones climáticas adversas y que impactan sobre las personas y sus bienes.
– Informarse de las condiciones meteorológicas reinantes, sus probabilidades de desarrollo en la zona de cobertura donde vive o debe viajar, estando atento a indicaciones o sugerencias que vayan difundiendo al respecto.
– Asegurar el cerrramiento de todas las aberturas de la vivienda, galpón o depósito.
– No sacar, arrojar o colocar basura domiciliaria, de poda, ramas u otras que afecten el rápido escurrimiento de las aguas a través de los canales de desagües, bocas de tormentas o cunetas. Recuerde días y horarios de recolección de residuos y basura que le son común a su sector
– Si vive en edificios de varios pisos, recuerde que antes de la tormenta debe comprometerse a retirar elementos sueltos de terrazas o balcones (macetas, sillas plásticas u otro elemento que pueda caer al vacío por acción del viento, provocando con ello riesgos o daños a terceros).
– En una obra en construcción, asegure un lugar certero de depósito o almacenamiento de elementos que puedan provocar daños en su caída por acción del viento (chapas, pilas de ladrillos, tirantes, herramientas, etc.). Estos sitios son aconsejables en los centros de la obra para alejarlos del perímetro. Recuerde también aislar con una zona de seguridad respecto al tránsito peatonal.
– Trate de no circular por calles anegadas, no toque columnas de alumbrado, cajas de luz, paredes, cercos,  rejas, mucho menos cualquier tipo de cable suelto o cortado en la vía pública.
– No manipulee artefactos eléctricos que tuvieron contacto con el agua o posible exceso de humedad.
 – Por su Seguridad Vial y la de los demás, viaje solo en caso de resultar imprescindible. Si debe hacerlo, entonces primero infórmese sobre el estado de la vía o ruta que debe utilizar. Mantenga un buen nivel de atención y precaución para aumentar la responsabilidad de manejo de su vehículo. Además del agua de lluvia, el piso suele tener residuos de polvo, grasa o aceites y demás impurezas hacen un conjunto de factores para disminuir la adherencia de los neumáticos y por lo tanto debe aumentar la distancia de seguimiento respecto al vehículo que va delante suyo y reducir la velocidad. Circule con luces encendidas y si la lluvia es muy intensa utilice las luces antinieblas. No realice sobrepasos innecesarios. Las aceleraciones y desaceleraciones deben ser suaves y progresivas. En forma inmediata de haber ascendido al vehículo, utilice los desempañadores y ventilación para que no se ve afectada su capacidad visual a través de los cristales.